17 de març 2009

casualitats

De vegades, trobo llocs o temes que m'atreuen d'una manera especial. Aquest és el cas d'aquestes imatges fetes a la trasera de la biblioteca Jordi Rubió i Balaguer de Sant Boi de Llobregat. S'ha de dir que la meravellosa llum d'aquella tarda, també va ajudar. No sucede a menudo pero, a veces, tengo la suerte de encontrar temas o lugares especialmente motivadores. Este es el caso de esta pequeña serie obtenida en la parte trasera de la biblioteca Jordi Rubió i Balaguer, en Sant Boi de Llobregat. Es de justicia reconocer la ayuda de la maravillosa luz de última hora de la tarde.











2 comentaris:

  1. Dear Manel: buenas estas tomas! Hablan de un tema poco corriente, el uso de los colores en la arquitectura. No es algo nuevo, los griegos policromaban sus templos, pero han llegado hasta nuestros días con su apariencia pétrea y gris, que le dan un carácter muy severo. Veo tus fotos y me imagino museos, equipamientos y edificios públicos llenos de color. Aunque solo durase por unos años. Y veo una ciudad mejor. Pero el color nos sigue dando miedo.
    un abrazo!
    juli Capella

    ResponElimina
  2. Tienes toda la razón, Juli...
    Justo ayer estaba viendo una recreación infográfica del templo de Hatsheputh, en Egipto, y era verdaderamente alucinante contemplar como se convertia en algo totalmente distinto, que quiebra totalmente la idea que tenemos formada sobre las antiguas civilizaciones. Aquello que nos parecía monumental, serio, estricto, preciso... se transforma en eso y mucho más añadiéndole un plus de atrevimineto, imaginación y simbolismo que los convierte en mucho más valiosos. ¡Vivan los colores! incluyendo al blanco, al negro y al gris.

    ResponElimina